30 jul. 2014

El Domingo de la Octava de Pascua, siguiente al Domingo de Resurrección, fue el elegido por el Santo Padre Juan Pablo II como el día de conmemoración de la Divina Misericordia. Este año, además, tenía el aliciente de que, en Roma, el Santo Padre Francisco iba a canonizar a dos de los Papas más influyentes del Siglo XX: Angelo Giuseppe Roncalli (Juan XXIII) y Karol Józef Wojtyła (Juan Pablo II). 
Y qué mejor modo de conmemorar este gran día que procesionando al Señor de la Divina Misericordia en las Negaciones de Pedro, segundo paso de la Cofradía de "Las Angustias" (Cristo de los Desamparados y María Santísima de las Angustias).
En la pasada Semana Santa no pudieron sacar el Trono ante la falta de Anderos. Nuestra Cofradía se ofreció para ayudarles a sacarlo, pero la Junta de Gobierno decidió no salir, agradeciendo nuestra propuesta.
Pero seguían con esa espinita clavada y aprovechando que era el día de su Fiesta, nos ofrecieron ayudarles a hacer el recorrido procesional, formando parte de su propia cuadrilla. Todos aquellos que se ofrecieron allí estuvieron, arrimando el hombro, en una calurosa tarde de Abril.
Como no podía ser de otra manera, nuestro recién estrenado estandarte, en manos del "hermano Boni" ocupó un sitio preferente en el cortejo, junto a los de los recién santificados Papas.
Un Trono que pesa de lo lindo, un largo y caluroso recorrido, dos capateces (el de la propia Cofradía y D Rafael Expósito, nuestro capataz del Trono de la Virgen), dos modos diferentes de llevar el Trono, pero un sólo sentimiento. En fin, todo salió a pedir de boca, y el Señor de la Divina Misericordia, junto a un San Pedro arrodillado pudo pasear su Porte majestuoso por Alcalá.
Nuestra Hermandad sigue en su planteamiento de colaborar con todas aquellas que así se lo soliciten, dentro de sus propias posibilidades.








0 comentarios:

Copyright 2013 Cristo de la Esperanza y El Trabajo y Nstra. Sra. de la Misericordia.